Seguramente te preguntaste por qué tener una tienda online si hasta ahora te ha ido bastante bien con tu local comercial, o quizás no tenés la suficiente información como para animarte y emprender tu propia tienda virtual.

En este artículo te voy a mostrar los beneficios de integrar tu negocio o actividad al mundo del comercio electrónico.

 

>>>  QUIERO MI TIENDA ONLINE <<<

Internetizarse

Internet ya está al alcance de todos y más de la mitad de los habitantes del mundo están conectados a la red, ya sea mediante una computadora, tablet o smartphone.

Lo cierto es que los consumidores buscan en la web información sobre lo que desean adquirir antes que en cualquier otro lugar.

Día a día está aumentando el porcentaje de personas que directamente eligen comprar en una tienda virtual, y esta puede abrir muchas puertas a tu negocio a las cuales no podés acceder de otra manera.

Por esta razón, y porque también se trata de un recurso económico para incrementar el negocio, no hay motivos para desperdiciar la oportunidad de vender cualquier producto, actividad o servicio a través de este maravilloso medio.

 

Inmediatez, comodidad y seguridad. Esas son las claves

En la actualidad, las personas ya no suelen ir a las tiendas a comprar un producto.

Todas esas búsquedas se realizan a través de Internet, de forma que el cliente al llegar a la tienda, ya tiene una idea más concreta de lo que quiere comprar.

Pero si eso mismo lo puede adquirir sin moverse de su casa, a cualquier hora y desde cualquier lugar, es mucho mejor.

Como vendedor, tomar la decisión de entrar al comercio electrónico es asumir que existen otras maneras de comprar y vender, y que una no inhabilita a la otras sino que se complementan.

Una tienda online te brinda por sí misma todo lo que tu negocio necesita para concretar operaciones de comercio electrónico, con la inmediatez y seguridad que tanto vos como tus clientes necesitan.

Los pros y los contras de tener una tienda online propia

Todos conocemos varios sitios web muy populares que son líderes en ventas online y de hecho son muy efectivos y confiables.

Muchos de nosotros hemos tenido la experiencia de comprar o vender a través de esos sitios con resultados muy buenos, pero a veces también muy malos.

 

¿Cuáles son las ventajas y desventajas de tener una tienda propia, o vender a través de esos sitios?

 La ventaja principal de tener tu propia tienda es que vos sos el dueño y nadie más interfiere.

Vos decidis qué publicar y cómo hacerlo, establecés el precio y las condiciones, gestionás los pedidos y los plazos de entrega, tal como lo harías en un local comercial tradicional.

Nadie conoce tus ingresos económicos ya que es totalmente privado y confidencial.

La tienda opera bajo protocolos seguros para comercio electrónico que te protegen a vos y a tus compradores.

No pagas comisiones, ni para publicar ni para vender tus productos, siempre que lo hagas en efectivo, transferencia bancaria o cheque.

Permite incluir medios de pago externas como MercadoPago o PayPal y asumir las comisiones que te cobran esas plataformas por usarlas como pasarelas de pago.

Tus publicaciones no caducan nunca, salvo que las elimines y no hay límite en cuanto a cantidad de productos en tu tienda.

Podés organizar tus productos por rubros o categorías y agregar de manera gratuita, tantas fotos y videos como necesites.

Integrando tu tienda a tus redes sociales podés ampliar las opciones de difusión y ventas.

Podés vender hacia todo el mundo y con varias divisas, todo tipo de artículos, actividades y servicios que sean legales en tu país.

El comprador solamente ve tus productos en la tienda y no se distrae con productos de la competencia.

Una cuestón de promoción

Entre las posibles desventajas que puede tener tu propia tienda contra las plataformas de venta comercial, es que esos sitios cuentan con sistemas de difusión y posicionamiento web propios.

Al ser marcas líderes y con gran trayectoria online, gozan de suficiente fama y prestigio para convertirse en puntos de referencia inevitables en la gente que busca comprar online.

Son plataformas que llevan años evolucionando en el mercado donde ya está todo armado.

Vos solo tenés que publicar tus productos bajo sus condiciones, pagar y esperar que la gente se interese en ellos y te compre.

También te facilita (y te desentiende) de toda la gestión comercial, pero a su vez te somete y te obliga a usar sus plataformas comerciales, con sus comisiones y condiciones de uso.

Coexistir durante un tiempo

Seguramente no vas a prescindir del uso de esas plataformas, pero siempre es muy bueno empezar el camino de la independencia comercial.

Dale a tu tienda la oportunidad de crecer y posicionarse en el mercado hasta que consigas tu propia clientela, y te conviertas en su mejor opción para comprar los productos o servicios que ofreces.

El éxito de tu tienda virtual depende mucho también de tu visión comercial y el presupuesto que le destines, que te lo tomes en serio y consideres que es tan importante como tu local comercial, y que merece atención y dedicación.

Forma un buen equipo de trabajo con tu webmaster, quien seguramente te va a guiar para que obtengas una tienda virtual a tu medida y logres optimizar tu trabajo y mejorar tus ganancias.

 

¿Qué beneficios te puede dar tu propia tienda online?

A continuación te muestro algunas de las ventajas que te brindará ingresar al mundo del e-commerce mediante tu propia tienda online

 

Ampliar tu mercado de local a global

Tu barrio, tu cuidad, tu provincia, tu país… ¡el mundo entero! Ya no existen fronteras para vender tus productos o servicios online.

A diferencia de las tiendas físicas, podrás vender adonde quieras y cuando quieras y ganarás nuevos clientes de diferentes lugares del mundo.

 

Flexibilizar tus horarios

Tu tienda online está abierta las 24 horas y sin limitaciones geográficas, para que los consumidores puedan conocer más sobre la empresa, sus productos y servicios, e incluso concretar una transacción al instante, y de esa forma no atas al cliente a que te visite en tu horario de apertura, ni tampoco te ata a vos a estar permanentemente disponible.

¿Cuánta gente trabaja en un horario comercial que coincide con el de tu comercio? ¿Cuánta gente puede acercarse a tu local?

Estás a un solo click de concretar tus ventas. No las dejes pasar…

 

>>>  QUIERO MI TIENDA ONLINE <<<

 

Menores costes

Las tiendas tradicionales soportan costes fijos muy altos, aun cuando no están funcionando.

Hay que pagar alquiler, expensas, seguros, impuestos, servicios, habilitaciones, salarios, viáticos, limpieza, etc.

A diferencia de ello, la tienda online tiene un coste mucho menor: Sólo pagas el diseño, el dominio y el webhosting, ¡y a vender!

De esta manera, el foco debe estar puesto en ofrecer un buen diseño profesional, excelentes fotografías y videos, una inmediata atención al cliente, y en un eficaz servicio de envío de los pedidos.

 

Accesible desde cualquier dispositivo

Teniendo una tienda online tus clientes podrán acceder a ella a través de cualquiera de sus dispositivos móviles y desde cualquier lugar del mundo. Cuantas más facilidades les des, mucho mejor.

Imaginate que te encontrás con un amigo y te dice que quiere comprar un sillón para su casa y vos le aconsejás donde comprarlo. Inmediatamente tu amigo busca la tienda en su celular y lo compra.

Ya no tiene que esperar a regresar a su casa, recordar lo que le dijiste, conectarse a internet con su computadora y finalmente comprar, tal como se hacía hace apenas unos años.

Al mismo tiempo, si tenés una tienda física y careces de tienda online, estás dejando de aprovechar un tráfico de clientes virtuales muy interesante.

El tiempo es un valor muy preciado para el comprador de hoy, y la inmediatez es un factor fundamental para captarlo y que concrete la compra.

Por eso, si alguien quiere comprar algo que vio en tu escaparate físico, pero no puede encontrarte online, es muy probable que termine comprándolo en la competencia.

 

Una gran vidriera de tu marca

¿Qué mejor escaparate que estar en la red? Cualquier persona con acceso a Internet podrá acceder a tu tienda y conocer tus productos.

Contar con un amplio catálogo online es mucho más sencillo y barato que alquilar más metros en tu local comercial.

Sólo en necesario llevar a cabo una sesión fotográfica o realizar videos, donde puedas mostrar tus productos desde todas las perspectivas posibles.

 

Autogestión

Tu tienda online es totalmente autogestionable con conocimientos muy básicos de comercio electrónico. Encontrarás cientos de tutoriales en internet que te ayudaran a resolver tus inquietudes y optimizar el desempeño de tu tienda.

Son muchos los motivos por los que podés elegir vender online, pero lo más importante es que vos sos el dueño de la tienda y podés manejar con total libertad e independencia el funcionamiento de la misma.

 

Ventas por mayor o por menor

En Internet no hay límites para que tu tienda crezca. Podes vender lo que quieras en las cantidades que se te ocurran.

 

Conocer mejor al cliente

Gracias a la analítica web que te brinda tu tienda virtual, podrás crear informes sobre del funcionamiento de tu negocio online.

Esto te permite crear campañas de marketing, ofertas, controlar tu stock de existencias, conocer las tendencias de compras de tus clientes, qué productos le gustan más, que secciones le interesan en comparación con otras, e incluso la edad y geolocalización de cada uno.

Estos informes son fundamentales para ofrecerle al cliente lo que está buscando y que puedas fortalecer tus productos según sus necesidades específicas.

Además, tu tienda online incluye un sistema de registro de usuarios que te permite saber quién te compra y conocer el historial de sus actividades.

También tiene un sistema de valoración, donde los usuarios clasifican al vendedor sobre el producto, tiempos de entrega, etc. determinando el grado de confianza y la calidad del producto o servicio.

Cuanto más sepas sobre tus clientes, más podrás cubrir sus necesidades y favorecer la fidelización y el feedback con tu empresa.

Si tus clientes están en internet ¿por qué no estás vos?

Todos pasamos gran parte del día en la web, nuestra vida cotidiana se ha “internetizado” y ya no podemos vivir offline. ¿Te imaginas tu vida sin internet? ¿Cómo te sentís cuando se te corta el servicio y quedas incomunicado?

Tus clientes están allí esperándote. Ve por ellos.

 

Tu competencia ya está en la red

Si entras en la red podrás hacer competencia directa a tus similares.

Sin embargo, si no decides entrar tu competencia seguirá adelante, mientras vos seguís pensando si lanzarte o no al comercio electrónico.

El mundo funciona perfectamente sin tu presencia ¿No crees que es tiempo de integrarte?

¿Quién puede tener una tienda online?

Cualquier empresa, profesional o individuo que tenga productos, actividades o servicios para vender.

Todos podemos tener una tienda online, ya sea una gran empresa que fabrica artículos electrónicos, una tienda de ropa o calzado, un supermercado, una editorial, artistas, artesanos, fabricantes, comerciantes, distribuidores mayoristas o minoristas, importadores o exportadores, emprendedores,  servicios profesionales, agencias de turismo o servicio de catering…

Se puede vender cualquier producto, servicio o actividad que tenga un precio:

  • Productos físicos: teléfonos, muebles, alimentos, ropa, artesanías, etc.
  • Virtuales: e-books, tutoriales y cursos online, etc.
  • Descargables: música, videos, imágenes, entradas para espectáculos o museos, pasajes aéreos, etc.
  • Servicios: paquetes de turismo, atención profesional, etc.

Conclusión

 

Las ventajas que ofrece el e-commerce son tantas, que definitivamente no hay motivos para no intentar posicionarse en la web.

¿Qué esperas para tener tu tienda virtual?

Espero que hayas disfrutado este artículo y te haya sido de utilidad.

Si te dieron ganas de tener tu tienda virtual y considerás que soy un profesional idóneo, no dudes en contactarme que te asesoraré con mucho gusto.

Te invito a leer mis otros artículos, compartirlos y a dejarme un comentario si lo deseas.

Muchas gracias.

>>>  QUIERO MI TIENDA ONLINE <<<

adrian pablo conti director

Adrián Pablo Conti

Soy Diseñador Gráfico y Web egresado de la Universidad de Buenos Aires (FADU-UBA)
Desde 1993 dirijo Web4, mi propio estudio creativo freelance de Diseño Gráfico y Web, ubicado en la Ciudad de Buenos Aires (Argentina)
Me especializo en el desarrollo de identidad visual, comunicación institucional, web sites y tiendas online, diseño editorial, catálogos, revistas y diseño de packaging, entre otros.

Todas las imágenes mostradas en este artículo son propias, o fueron obtenidas de la web con fines ilustrativos y pertenecen a sus respectivos autores.

Websites consultados:

Artículos relacionados

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.